Activa tu sigilo.

La técnica de los sigilos es uno de los conjuros arcanos más potentes que puedes encontrar, es un artificio que puedes crear representado mediante un objeto, una imagen, una frase, una palabra o cualquier cosa que tenga un mensaje de deseo oculto en su interior. Son peticiones encaminadas a lo que es posible manifestar dejando que sea el Caos el que opere.

Estos sigilos son básicamente mensajes que enviamos y recibimos a través del subconsciente que nos conecta con el universo y la forma en la que podemos manifestar nuestros deseos. Como lo hemos mencionado antes, los sigilos son mensajes, por tanto, podemos dividirlos en visuales y auditivos. Dependiendo de tu tipo de sigilo puede variar el proceso de activación que vayamos a ocupar.

sampleSigils

Existen distintas formas de activar tu sigil. El ritual es muy sencillo y no te toma mucho tiempo, pero es importante cumplir con cada uno de los pasos. Recuerda que esto solo es uno de los posibles rituales que existen, su efectividad depende de tu creatividad, que tan conciso seas con lo que pides y que creas en lo que estás haciendo.

Primer paso: prepara el espacio del ritual.

Todo ritual requiere una atmósfera y las condiciones propicias para realizarlo. Busca un ambiente tranquilo, de preferencia de noche (es el momento más calmado del día), apaga las luces, enciende una vela, siéntate en una posición de meditación. No uses música ni ningún sonido que te pueda desconcentrar.

Segundo paso: lanzamiento.

Primero requiere llevarte a un estado de Gnosis, es decir un estado meditativo en el que toda tu atención y voluntad está enfocada en tu sigilo. Aquí puedes elegir dos métodos, el Excitatorio y el Inhibitorio.

  • El método Excitatorio: es un método recomendable para sigilos sonoros de una palabra o visuales. La forma más efectiva es mediante la excitación sexual: en el momento del orgasmo debes mirar intensamente la imagen o gritar la palabra. También puede realizarse mediante danzas o cantos frenéticos.
  • El método Inhibitorio: a diferencia del anterior, este busca mantener la mente en un estado de calma. Dependiendo del sigil puede ser concentrando toda tu atención en el sigil visual y quemarlo en la vela o repitiendo en forma de mantra el sigil sonoro, ya sea una frase o una palabra. Este debe durar tanto tiempo como sea posible enfocándose de forma intensa, y finalmente, cuando te sientas listo irse desconectando de él muy lentamente hasta parar del todo.

Tercer paso: proscripción.

Es decir olvidarse inmediatamente, confiar en que el Caos lo hará posible y que esto funcionará. Una de las mejores maneras de hacerlo es usando la risa. Quizás pueda parecerte difícil al principio, pero eventualmente fluirá de forma natural. El punto es soltar el control y entregárselo a la fuerza del Caos.

Recomendaciones.

Recuerda siempre que la magia bien hecha es poderosa, así que siempre ten muy claro que es lo que vas a pedir. Es importante por ello pedir en positivo y no olvides que la excelencia nace de la práctica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.