Ataque psíquico. ¿Has vivido alguno?

Hablar de un ataque psíquico es muy delicado porque toda la información que se brinde puede ser utilizada de manera positiva o no, todo dependerá de las intenciones de la persona. Los ataques psíquicos es un tema que debe tratarse delicadamente para no atravesar fronteras que posteriormente no podamos manejar. 

El mundo invisible. 

Primero es fundamental que entiendas que vivimos en un mundo donde hay cosas visibles y hay otras tantas que son invisibles y desafortunadamente hay muchas cosas invisibles que aún no logramos entender. 

ataque psiquico

Hay personas con capacidades que les permiten entrar en contacto con el mundo de lo invisible, aparentemente sin ningún esfuerzo, pero las demás personas sin esas capacidades también pueden entrar en contacto con ese mundo en ciertas circunstancias, tales como: 

  1. Encontrarse en lugares donde las fuerzas invisibles están concentradas. 
  2. Estar cercanos a personas que manejen este tipo de fuerzas. 
  3. Buscar de manera voluntaria un encuentro con esas fuerzas. 
  4. Podemos ser víctimas de ciertas condiciones patológicas que hagan que el velo se rasgue y estemos en contacto.

Recuerda que las fuerzas invisibles son y están, no necesariamente son malas y tampoco están ahí forzosamente para atacarnos. Al menos no más de lo que nosotros podemos utilizarlas para atacar. 

¿Cómo funciona un ataque psíquico? 

Es importante que sepas primero que la materia prima de un ataque psíquico es la sugestión. La meta primaria de la sugestión es crear una atmósfera mental al rededor del alma de la persona hasta conseguir una reacción. Después de provocar una reacción es entonces cuando muchas personas aprovechan para realizar el ataque desde adentro. El atacante intentará crear la atmósfera necesaria en su mente para posteriormente desbordarse sobre la víctima. 

El punto anterior es fundamental porque es cuando te encuentras en ventaja en caso de un ataque. Es decir si no permites que el ataque pase estarás en posibilidades de que el atacante desista. 

La sugestión. 

Como ya lo mencioné la materia prima de un ataque es la sugestión y sobre todo lo es, la sugestión telepática.

Existen tres tipos de sugestión. La auto sugestión, la sugestión consciente y la sugestión hipnótica y es importante que siempre sepas que la meta de la sugestión será alcanzar al subconsciente. 

Al utilizar como principal herramienta a la sugestión los atacantes buscan penetrar el aura para lograr con éxito el ataque. El aura debe ser alimentada de adentro hacia afuera y en la medida que lo consigamos menos oportunidades tendrán de llegar a las puertas de nuestra alma. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.