Ataque psíquico. ¿Has vivido alguno?

Importante conocer esto antes. 

Es muy importante que antes de querer ir por la vida pensando en regresar un ataque psíquico, primero sepas que antes de elegir cualquier tipo de tratamiento es bien importante conocer el diagnóstico y además debes estar seguro que el método que utilices para repeler un ataque psíquico no va a funcionar igual para todos los casos. 

Pese a lo que pudieras pensar el ataque psíquico más común es el que se produce en la mente ignorante. Es decir hay muchas personas que nunca fue su intención utilizar esas energías invisibles para generar un mal. Es por el motivo anterior que debes estar seguro (a) si estás frente a un ataque psíquico real, ya que en muchas ocasiones la gente quiere responder un ataque con otro sin tener certeza de la naturaleza del problema. 

Síntomas de un ataque psíquico. 

Antes de pasar de lleno a los síntomas es fundamental aclarar que nada de esto es un cuadro clínico y tampoco es un cuadro de sintomatología igual para todos los casos. Debes de saber que como brujas (os) tenemos muchas herramientas para deliberar si nosotros o alguien más está padeciendo un ataque real. 

  • Si un ataque es de naturaleza definida, uno de los primeros síntomas es tener sueños característicos.
  • Sensaciones de opresión en el pecho. Usualmente estas sensaciones se acrecientan cuando la víctima está intentando conciliar el sueño 
  • Sensación de miedo. Esto sucede porque te encuentras en un momento que no estás controlando y además es un momento donde estás llevando una batalla invisible. 
  • Agotamiento nervioso. El desgaste nervioso puede llevar a la persona a enfermarse físicamente. Usualmente cuando enferma por este tipo de situaciones se dan enfermedades que no son de fácil comprobación. 
  • Derrumbe mental. En el proceso de evitar que un ataque tenga agarre físico, puede existir una resistencia en la frontera entre la materia y la mente (umbral del sueño). Todo lo anterior puede llevar a la persona a tener problemas para dormir y a la larga esto produce fatiga. 
  • Fenómenos de repercusión. Cuando estás recibiendo un ataque psíquico especialmente fuerte se puede generar este fenómeno, es decir, que aquello que le pase al cuerpo sutil le puede pasar al cuerpo físico. Esto es muy parecido a lo que sucede cuando al levantarse del sueño tienes moretones, rasguños o magulladuras. 
  • Malos olores. Pueden ser percibidos por personas sensibles a lo psíquico o no y usualmente son olores que van y vienen. 
  • Campanas astrales. Algunos ocultistas mencionan que este ruido se produce como el aviso de una presencia que está tocando a las puertas del mundo físico. Puede ser un sonido claro o hasta un sonido muy sutil. La situación preocupante con respecto a este síntoma es cómo se presente en tu vida y de qué otros síntomas venga acompañado. 

Es muy importante que tengas cuidado y no por leer un listado de síntomas creas que ya estás teniendo un ataque psíquico. Siempre es mejor que primero busques causas físicas antes de que irte corriendo a buscar a alguien que se aproveche de ti en pro de curarte del ataque. Aunque también es muy importante que por enfocarte en causas materialistas no pierdas de vista los verdaderos ataques psíquicos. 


Bibliografía: Dion Fortune, Autodefensa Psíquica, Editorial Luis Carcamo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.