La mujer que deseaba ser bruja. Nadia Campos.

Una vez una chica llamada Esmeralda ella vivía en una gran ciudad y desde pequeña ella era «diferente» al resto de las niñas de su edad y ella lo sentía.

Esmeralda no era normal nunca ha sido normal le gustaba lo místico lo anormal los seres fantásticos las hadas pero no las hadas de los cuentos que todas las niñas veían en televisión o películas, no las hadas del mundo fantástico de los duendes, las hadas que le gustaban eran «LAS BRUJAS» ¡Ah! esas amadas brujas, para ella eran lo máximo pero claro todas las niñas le tenían miedo por «rarita» así que un día decidió olvidarse de lo que a ella le gustaba y comenzó a ser una niña común como el resto.

Esmeralda creció y pasaron los años y se le olvidó ese mágico mundo. Así que un día ya adulta Esmeralda se casó y llego el momento tan anhelado de ser mamá durante su labor de parto se complicaron las cosas pues estaba entre esa delgada línea de la vida y la muerte (ella en ese momento no lo sabía) pero sentía que algo pasaba al ver en cámara lenta a los doctores y enfermeras corriendo y gritando…

Doctor -inyectenle tantos miligramos de no se que medicamento 

Enfermera -no te duermas si te duermes te me mueres madrecita 

En fin para no hacer más larga está historia llegó un momento donde Esmeralda vio y escuchó a alguien, una voz de una mujer que la llamaba por su nombre…

Esmeralda… Esmeralda….

No te irás aún tienes un propósito en esta vida todos nacemos y venimos a un propósito. A partir de ahora seguirás ese camino espiritual que desde siempre te has negado a seguir desde ahora vuelves a nacer,  ve y busca ese sendero de paz y amor, ese al que siempre quisiste pertenecer pero por los prejuicios de los demás lo olvidaste.

Fue lo último que Esmeralda escucho. ¡Lograron salvarle la vida! Y todo comenzó. Pasó meses buscando, leyendo algo que la acercara a ser una «bruja » sí esa bruja con la que ella nació pero no había nada no sabía por qué camino comenzar pero jamás se dió por vencida y un día encontró lo que buscaba. Ese camino de magia pero se puso triste.

Cómo es posible que una religión tan bonita nadie esté dispuesto a enseñarte este camino, por qué te cobran por aprender por qué si es algo hermoso no lo enseñan solo esperan seguidores como las iglesias cristianas. Por qué lo ven más por el lado de negocio y no de compartir amor y sabiduría a nuestros hermanos.

Esmeralda no entendía y pensó en rendirse y más por qué en más de una ocasión la gente se burlaba de ella por preguntar cosas sobre ese camino espiritual, le decían que no le veían ningún don que su energía era débil pero Esmeralda se preguntaba ¿Cómo? Si yo siento está fuerza y quiero aprender por qué no me ayudan. Se burlaban de ella y le decían que jamás lograría ser una «bruja » vaya que le bajaron los ánimos pero un día recordó que ella nació un día de brujas 

Nací un 31 de octubre no por casualidad nací ese día, no por casualidad desde pequeña tenía esa pasión por las cosas mágicas no por nada me llamaron «rarita» ahora entiendo.

Yo soy fuerza, yo soy magia,  soy amor, soy poderosa por que la magia vive en mi, demostraré a todas aquellas que me dijeron que no podía que soy y seré bruja. Entro en este.mundo con perfecto amor y perfecta confianza.

Y así fue, comenzó sola y en el camino se encontró a gente que le dió la mano y comenzó en su sendero, ahora es una gran bruja y desea enseñar a más mujeres a ser libres a tomar una escoba y emprender el vuelo por que somos las hijas de las brujas que jamás pudieron quemar….

Cree en ti la magia vive en ti… Brujitas y brujitos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.