Muñecos en la magia.

Hollywood se ha encargado como siempre de darle muy mala imagen al uso de muñecos en la magia. Siempre hemos sido testigos de situaciones irreales presentadas por muchas películas, series y programas de televisión. Como siempre te digo la magia requiere de estudio y de respeto. Por eso te pido que tomes este tema con la seriedad que necesita. 

El uso de los muñecos en la magia ha existido desde hace muchos años y pese a lo que creemos no son de uso exclusivo del vudú. Este tipo de magia sigue principios arraigados en la magia simpática.

Los muñecos pueden usarse para diversos fines, desde curación hasta para hacerle mal a alguien.

Importante que tengas control y responsabilidad sobre tus emociones cuando hagas un muñeco. 

Historia del muñeco. 

A pesar de que tenemos muy arraigado en nuestra mente que los muñecos en la magia se usan solamente en el vudú es importante que conozcas que hay vestigios de magia con muñecos desde el antiguo Egipto. Por ejemplo estudiando la magia en Egipto se han encontrado que algunos enemigos del faraón Ramsés III realizaban muñecos para provocarle la muerte. 

Los antiguos Kolossoi. 

En Grecia los muñecos Kolossoi eran fundamentales cuando se trataba de hacer magia simpática. Eran usados para intenciones como protección contra el mal de ojo o para atraer el amor. En aquellos años los muñecos se hacían de materiales como arcilla, bronce o cera y se utilizaban alfileres en los puntos más importantes como ojos, brazos y órganos sexuales. 

Fetiches africanos. 

En África occidental las muñecas eran usadas como fetiches para que fueran poseídas por algún espíritu y protegieran al portador. Durante el periodo colonial en Estados Unidos a los dueños de los esclavos se les permitía matar a cualquier que tuviera consigo una muñeca fetiche. 

Conoce algunos principios básicos antes de ponerte hacer muñecos. 

Similitud. Lo igual atrae a lo igual. 

El muñeco debe ser lo más parecido a la persona real. Puedes utilizar y agregar todo lo que necesites para hacer lo más real que se pueda al muñeco. Aquí es posible agregar ropa, cabello, uñas, perfume de la persona. Los materiales que puedes usar para crear tu muñeco son tela, cera, barro o incluso papel. 

Debes crear una conexión. 

Mientras vas haciendo tu muñeco se va creando una conexión entre tu magia y el muñeco. En algunas tradiciones recomiendan que hagas la muñeca y la guardes envuelta en un paño blanco hasta que realices el ritual en el que vas a pedir ayuda para tu intención. 

Para que puedas realizar una buena conexión se recomienda que durante un ciclo completo de luna (de luna nueva a luna nueva) vayas cargando de energía al muñeco a través de oraciones, hablando con él y explicándole tu propósito. A pesar de que debes crear una conexión entre tu magia y el muñeco es importante que tengas control de tus emociones y de tu conexión para que no drenes tu energía sobre el muñeco. 

Dedicación y petición a una deidad. 

A través del estudio de las correspondencias de tu intención llegarás al punto en el que vas a darte cuenta que es buena idea trabajar con una deidad para que tu trabajo tenga más fuerza. 

Un punto importante es que si pretendes pedir ayuda a alguna deidad debes de trabajar en la comunicación con esa deidad para que al momento del ritual seas escuchado. En este punto puedes ayudarte de la meditación. 

Mucho ojo. 

  • Los muñecos sólo sirven para una persona, no se te vaya a ocurrir utilizar nunca el mismo muñeco para diferentes personas y mucho menos si los estás usando para la curación porque puedes transmitir de un lado a otro alguna enfermedad. 
  • Si usas el muñeco para alejar la negatividad enviada hacia tu persona debes quemarlo y tirar las cenizas cuando termines de usarlo. 

No te pierdas una guía para hacer tu propio muñeco para mejorar o mantener tu salud.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.