¿Qué es la magia? ¿Realmente sabes?

Una sinfonía, una canción feliz, un objetivo alcanzado, una obra de arte, ver la lluvia por la ventana y oler la tierra mojada es magia. La magia es muchas cosas pero sobre todo es el acto de crear. 

Los diccionarios estándar dicen que la definición de la magia es el arte de pretender controlar eventos usando hechizos, amuletos y rituales. El problema de esta definición es la palabra pretender porque es la marca de la gente educada académicamente a tal grado que creen que pueden desdeñar la magia como si fuera cosa de unos cuantos locos en el mundo. 

Las tribus antiguas de Australia y las sociedades primitivas americanas creían que la magia era solo para las mentes avanzadas. 

Hay grandes personas y genios de nuestra historia que han creído en la magia como Pitágoras, Da Vinci, Newton e incluso René Descartes. Para Jung la magia esta dentro de nosotros y no es una sensación que se se pueda sentir de manera palpable. 

Durante muchos años la magia estuvo fuera del interés de la esfera académica, pero en la actualidad al darse cuenta que la magia es importante para entender al hombre desde una perspectiva social, mental y espiritual le han vuelto a dar importancia en la academia. Tan es así que en algunas universidades de Estados Unidos ya dan materias como astrología y meditación. 

¿Cómo es que la magia puede enseñarse en las universidades? 

Un ejemplo de cómo es que la magia ahora se enseña en algunas universidades es el siguiente. Imagina que estamos analizando un ritual para el amor en un grimorio de la Edad Media,  y descubrimos que ese ritual tiene un antecedente en algún ritual de una comunidad primitiva para provocar la lluvia, pero seguimos rastreando la historia y llegamos al punto donde nos damos cuenta que el ritual original era usado para la fertilidad. Esto nos podría mostrar cómo un hombre enamorado, la lluvia y la fertilidad están unidas y comparten el mismo significado en el inconsciente colectivo. 

La psicología se ha beneficiado de la magia. 

Una de las ciencias que más se ha beneficiado de traer a la magia de regreso es la psicología. 

A través de estudios muy profundos en diversas artes mágicas se ha descubierto que estos poderes sobrenaturales que algunas brujas aseguran tener vienen de un cuidado desarrollo del inconsciente colectivo mismo que está presente en toda la raza humana. 

Jung reconocía un cuarto instinto y esta era el instinto de la religión. Decía que el instinto religioso es la fuerza que permite balancear los instintos más primitivos del hombre.

¿Religión o magia? 

La religión lleva al ser humano a sobreponerse a sus instintos más profundos y más primitivos como el instinto del deseo. Esto como hemos visto a lo largo de muchos años no genera más que represión sexual y represión creativa. 

Por otro lado la magia reconoce muy bien que el hombre tiene instintos y necesidades básicas, lo hace tan bien que los lleva a tal grado que existe una voluntad libre. 

La probabilidad o lo imposible. 

A partir de lo anterior podemos mostrar claramente que la magia no tiene nada de sobrenatural, todo lo contrario la magia existe y no lo pueden negar. 

La diferencia entre una persona promedio y una bruja es, que la bruja sabe que la magia es la manipulación de las leyes de la naturaleza para alcanzar sus necesidades que vienen derivadas de sus instintos más primitivos. Las brujas y los brujos no solamente sabemos hacer magia y manifestar nuestra voluntad, también sabemos cuales son los límites. 

Como seguramente ya sabes a estas alturas, la magia se rige por cuatros preceptos. 

  • Saber. 
  • Atreverse. 
  • Querer.
  • Guardar silencio. 

La magia requiere de valentía porque en tu camino encontrarás en algún momento algunos rituales que te pueden provocar sentimientos de miedo pero las brujas y brujos somos personas que dominamos nuestras emociones y que dominamos el pensamiento positivo. 

La ayuda de Dios. 

Todas las brujas y brujos deben aprender en algún momento que la magia no se hace solamente con nuestra voluntad, la magia requiere de Dios. Debes tener claro que me refiero a Dios como sustancia y no lo enfoco a ninguna religión. 

Dios está dentro de cada uno de los hombres. Cuando entiendas esto podrás saber que el poder para lograr la magia esta dentro de ti. Nunca olvides que como parte del universo tienes conexión directa con la fuerza creativa. Identificarte con esta fuerza es tu objetivo último con la magia. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.