Salir del armario de las escobas.

Es muy posible que en algún momento te sientas lo suficientemente cómodo(a) para decirle al mundo que eres una bruja y será entonces el momento de salir del armario de las escobas. 

No es algo sustancial decirle al mundo que eres una bruja(o), sin embargo para muchas personas es muy importante que al menos su círculo cercano lo sepa. 

Cuando has tomado la decisión de decirle a los demás que eres una bruja debes poner en una balanza si tu necesidad de expresarte es más grande que las consecuencias. Sólo tu conoces como va a reaccionar tu círculo más cercano.

salir del armario de las escobas

Es muy importante que primero tomes en consideración cuales son las motivaciones que te están llevando a querer hablar sobre tu práctica con las demás personas. ¿Quieres hacerte él o la misteriosa? ¿Quieres hacer creer a tus enemigos que no deben meterse contigo porque puedes maldecirlos? 

Con lo anterior no estoy juzgando tus intenciones solo te estoy pidiendo que consideres muy bien los motivos por los cuales quieres hablar porque debes de estar dispuesto(a) a esperar a que mucha gente te deje de hablar o a que lo primero que venga a la cabeza de muchos es que adoras al diablo. 

Salir del armario de las escobas con la familia. 

Nadie mejor que tú conoce a tu familia y sus reacciones. ¿Sabes si diciendo lo que eres tu pareja se va a divorciar de ti? ¿Crees que tus padres podrían correrte de casa por decirlo? ¿Tus hijos pueden ser molestados en la escuela si saben que haces brujería? Considera las consecuencias según tu situación. 

Después de considerar todos los posibles escenarios toma en cuenta las siguientes sugerencias para ese gran momento. 

salir del armario de las escobas

Primero trata de no tocar el tema en una fecha especial, es decir no lo hagas en navidad, en el cumpleaños de la abuela o en el aniversario de tus padres. Después de elegir una fecha para decirles, procura que sea en casa y que no haya extraños porque de esta manera harás más fácil la conversación en caso de que tu familia tenga preguntas después de decirles. 

Trata de saber y conocer el tema que estás hablando. Parece mentira pero mucha gente toma esto como un juego y al momento de decirle a la familia que son brujas no tienen respuestas a las preguntas que les hagan. Siempre será mejor que tengas las respuestas a preguntas básicas porque de este modo tu familia sabrá que tomas el tema en serio. 

Cuando estés en medio de la conversación si alguien empieza a gritar o ponerse necio(a) no te pongas al mismo nivel, trata de mantener la prudencia y la calma. 

Recuerda que tu familia a final querrá verte feliz, así que si tu detectas que lo que les hace falta es información puedes recomendarle algún articulo o libro que los ayude a guiarlos por este tema que es nuevo para ellos. 

¿Qué pasa con los amigos?

Es fundamental que tengas claro que si alguien de tus amigos se aleja cuando les digas que practicas brujería entonces no era tu amigo(a).

Debes de tener la confianza suficiente para reconocer que si ya hablaste con tu familia ya tienes más de la mitad del camino avanzado. Lo anterior te lo digo porque si alguno de tus amigos no está de acuerdo con tu práctica se va a alejar y entonces tendrás toda una red de soporte (tu familia) que te ayude a hacer más fácil esos momentos. 

salir del armario de las escobas

La primer recomendación para abrir el tema con tus amigos es que vayas metiendo poco a poco la conversación, es decir, a lo mejor puedes llevar alguna playera con algún símbolo o alguna joya de tal manera que provoques las preguntas de parte de tus amigos. 

También es muy recomendable que selecciones a alguien de tus amigos para decírselo primero y de esta manera de acuerdo a su reacción vayas tentando el terreno. 

Sobre todas las cosas es muy importante que sepas que un verdadero amigo te conoce y que seguramente cuando se lo digas solo estarás confirmando algo que ya sabe. 

¿Y en el trabajo?

Lo primero que debes saber es que constitucionalmente estás protegido(a) en México por el articulo 24, que dice lo siguiente: 

Artículo 24. Toda persona tiene derecho a la libertad de convicciones éticas, de conciencia y de religión, y a tener o adoptar, en su caso, la de su agrado. Esta libertad incluye el derecho de participar, individual o colectivamente, tanto en público como en privado, en las ceremonias, devociones o actos del culto respectivo, siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley. Nadie podrá utilizar los actos públicos de expresión de esta libertad con fines políticos, de proselitismo o de propaganda política.

salir del armario de las escobas

Es muy bueno mencionar que legalmente nadie puede correrte del trabajo por ser bruja o por tener creencias diferentes a las de todos los demás. Sin embargo hay que tener claro que nuestra espiritualidad y nuestra práctica es completamente independiente a nuestro trabajo y a nuestro desempeño como profesionales. 

Ahora también ponte a pensar que en el trabajo por diplomacia y paz en el ambiente laboral no se tocan temas políticos, partidistas y obviamente religiosos, entonces digamos que tu espiritualidad tampoco debería ser tema de conversación a la hora de la comida. 

Lo que no debes permitir nunca es algún tipo de burla por tus creencias y prácticas personales si esto sucede habla con tu superior y si no sucede nada comienza tal vez a pensar en un abogado. 

¿Y entonces es bueno o no salir del armario de las escobas?

No es un tema que puedes ver desde una perspectiva de dicotomía porque dependerá mucho de las motivaciones por las que quieras decirle a los demás que eres bruja. 

También quiero dejar claro que este artículo no tiene como objetivo decirte que debes salir del armario de las escobas a fuerza, es una decisión propia y ni yo ni nadie puede obligarte a dar ese paso. 

En pocas palabras, recuerda siempre cuales son las consecuencias de decirle a los demás que eres bruja(o), si las consecuencias de decirlo son mayores que sólo dejar de esconderte para llevar a cabo tu práctica te recomiendo que lo pienses dos veces. Tal vez podría recomendarte si lo que buscas es sentirte escuchado(a) hay muchas personas que estamos dispuestos a hacerlo. ¡No estás sola(o)!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.